Futbol, NFL, Béisbol, Lucha Libre, Box, Autos, NBA y MMA
Futbol, NFL, Béisbol, Lucha Libre, Box, Autos, NBA y MMA

Dos años de espera y 90 años de historia para un partido inaugural

South African fans cheer before the opening match kicks off.

  • Dentro de exactamente dos años se dará el saque inicial a Catar 2022
  • Repasamos los partidos inaugurales más memorables de la competición
  • El menú incluye numerosos goles, mucho suspense y abundantes sorpresas

Aunque todavía no conozcamos el emparejamiento, ya sabemos la fecha: el partido inaugural de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 se disputará el 21 de noviembre de 2022; es decir, ¡dentro de exactamente dos años!

Naturalmente, hasta que llegue ese día nos aguardan numerosos compromisos, empezando por el sorteo de la Zona Europea, el próximo 7 de diciembre. Pero de momento, ¡podemos abrir boca con un repaso a los mejores partidos inaugurales!

Los más antiguos: Uruguay 1930

13 de julio de 1930, Montevideo: Francia 4-1 México y Estados Unidos 3-0 Bélgica

En la primera edición del Mundial, no hubo un partido inaugural propiamente dicho, sino dos encuentros que dieron inicio al campeonato simultáneamente el 13 de julio de 1930. Entre copos de nieve, Francia y Estados Unidos golearon a México y Bélgica, respectivamente. De esta jornada histórica, nos quedaremos sobre todo con un nombre: el de Lucien Laurent, autor del primer gol en la historia de la Copa Mundial de la FIFA.

Former France player Lucient Laurent, first goalscorer in a FIFA World Cup

El más tradicional: Inglaterra 1966

11 de julio de 1966, Londres: Inglaterra 0-0 Uruguay

Las Copas Mundiales de la FIFA anteriores a 1966 comenzaron casi siempre con varios partidos disputados simultáneamente. En Italia 1934, los ocho partidos de la primera ronda se celebraron todos al mismo tiempo. En Francia 1938, el encuentro Suiza – Alemania (1-1 tras la prórroga, 4-2 en el partido de desempate) se jugó antes que los demás sin tener realmente el estatus de partido inaugural.

En resumidas cuentas, este Inglaterra-Uruguay de 1966, concluido con un empate sin goles, inició la tradición, pero también una costumbre fastidiosa, ya que los tres siguientes partidos inaugurales también se saldaron con un 0-0 (México – URSS de 1970, Brasil – Yugoslavia de 1974 y RFA – Polonia de 1978)

El más decepcionante: Alemania 1974

13 de junio de 1974, Fráncfort: Brasil 0-0 Yugoslavia

Aquel 13 de junio, en Fráncfort se vivió un día frío, lluvioso y ventoso para dar inicio a este 10º Mundial. Sin embargo, el cartel del partido inaugural tenía una pinta magnífica: Brasil, vigente campeona mundial, se enfrentaba a Yugoslavia, a cuyos jugadores se conocía como “los brasileños de Europa” dada su calidad técnica. El choque prometía goles y espectáculo… pero contagiado por la meteorología, deparó un gris 0-0.

El más sorprendente: España 1982

13 de junio de 1982, Barcelona: Argentina 0-1 Bélgica

Después de cuatro partidos inaugurales consecutivos saldados con un 0-0, todo el mundo esperaba que la “maldición” persistiera con motivo de este Argentina-Bélgica. Y es que nadie contaba con Erwin Vandenbergh… Con su solitario gol, el delantero belga no solamente puso fin a 422 minutos de sequía en los partidos inaugurales, sino que también hizo que los Diablos Rojos se impusieran contra todo pronóstico a los vigentes campeones argentinos, liderados por un tal Diego Armando Maradona.

El más sensacional: Italia 1990

8 de junio de 1990, Milán, Argentina 0-1 Camerún

Por segunda vez en su historia, Argentina tropezó de entrada al iniciar la defensa de su título. Y esta vez, pese a todas sus estrellas (con Maradona al frente), la Albicelestesucumbió frente a una modesta selección inexperta que jugaba su segunda edición, Camerún, que terminó el partido con 9 jugadores tras ver dos tarjetas rojas. Los Leones indomables se impusieron por 1-0 con un tanto de François Omam-Biyick, en la que sigue siendo una de las mayores sorpresas en la historia de los Mundiales.

El más increíble: Corea/Japón 2002

31 de mayo de 2002, Seúl: Francia 0-1 Senegal

Para muchos, la cuestión principal no era saber quién iba a ganar, sino cuántos goles iba a meterle Francia a los pobres senegaleses ese 31 de mayo en Seúl. El Francia-Senegal enfrentaba a la vigente campeona mundial contra un país debutante en un Mundial. Por un lado, una selección compuesta por estrellas que militaban en los mejores clubes de Europa; y enfrente, unos jugadores sin experiencia a ese nivel. Este duelo de extremos se saldó con una nueva sensación africana: victoria senegalesa por 1-0, con un gol de Papa Bouba Diop.

El más espectacular: Alemania 2006

9 de junio de 2006, Múnich: Alemania 4-2 Costa Rica

Por primera vez desde 1970, le tocó de nuevo al país organizador poner en marcha el campeonato. Y tanto Alemania como Costa Rica ofrecieron un festival ofensivo bajo un sol radiante y ante 66.000 espectadores enardecidos. Philipp Lahm abrió el marcador con un magistral disparo por la escuadra. Paulo Wanchope no tardó en empatar. Miroslav Klose, que ocho años más tarde se convertiría en el máximo artillero en la historia de los Mundiales, añadió dos tantos al casillero de Alemania. Wanchope le dio réplica rubricando él también un doblete. Y Torsten Frings selló el 4-2 final para Alemania. Este encuentro permitió a la Mannschaft establecer dos récords, con su 4ª victoria en un partido inaugural, y disputando el partido inaugural más abundante en goles.

El más ruidoso: Sudáfrica 2010

11 de junio de 2010, Johannesburgo: Sudáfrica 1-1 México

“No contemplamos la posibilidad de un empate. Queremos ganar este partido; nada podrá detenernos”, había declarado Siphiwe Tshabalala la víspera a FIFA.com. Durante un tiempo, seguramente, el centrocampista sudafricano debió de pensar que sus palabras se confirmarían con hechos. De hecho, su golazo marcado en el minuto 55 parecía encarrilar el triunfo de los Bafana Bafana. Sin embargo, México empató a 11 minutos del final; todo ello en medio de un concierto ininterrumpido de vuvuzelas. Mítico…

El más desequilibrado: Rusia 2018

14 de junio de 2018, Moscú: Rusia 5-0 Arabia Saudí

Dado que el Brasil-México (5-0) de 1954 no fue un partido inaugural propiamente dicho (pues el Yugoslavia 1-0 Francia se disputó al mismo tiempo), el encuentro inaugural que ha deparado una goleada más abultada es el último hasta la fecha: el Rusia – Arabia Saudí. Impulsados por sus suplentes, los anfitriones dieron buena cuenta de los saudíes. Antes de que Denis Cheryshev y Artem Dzyuba firmasen tres de los cinco goles, ¡ningún jugador había visto puerta en un partido inaugural de un Mundial tras haber salido desde el banquillo!

A %d blogueros les gusta esto: