Automovilismo

¿Qué tanto nos duele el éxito?

Hoy queremos presentarte un texto de un viejo conocido nuestro, así es nos referimos al actual DT. Luis Enrique Herrera, quien nos habla de un tema fundamental en el futbol mexicano “el éxito”¿Quieres platicar con el ? Puedes encontrarlo en twitter como @Q1Q3.

 

En una época donde el fútbol es tan resultadista, citando un poco las palabras de Matías Almeyda, parece que el éxito le duele al fútbol mexicano. Al aficionado azteca que se aferra a la idea del “fracaso” de la que siempre se ha buscado salir. La gestión de Juan Carlos Osorio, está llena de críticas, dejando de lado la estadísticas que lucen favorables en su andar por la Selección Nacional, donde además de ganar en Honduras, Estados Unidos y tener en primer lugar de la clasificación de la eliminatoria, no acaba de convencer por sus famosas “rotaciones, que parecen más un despliegue publicitario en contra que una verdadera crítica constructiva.

El punto es, ¿Nos duele tanto ver a nuestro país trascender que buscamos una definición desmedida de los errores y una minimización de los aciertos? Es cierto que el combinado Azteca ha mostrado deficiencias, pero todos los equipos las presentan, sin ponerse a pensar en el orden táctico, las cualidades técnicas y los rivales que se han tenido enfrente, nos tomamos la responsabilidad de repetir lo que dicen los medios, que con nulos conocimientos y poder en el micrófono lanzan palabras sin sentido a veces por creer que son dueños de la verdad.

Y el problema no es ese, el problema es comprar esas ideas. Los medios por vender, entenderán que su verdad es única sin comprender que su labor es comunicar el cómo y por qué suceden las cosas. Y no vayamos lejos, los dos equipos más grandes del país, guardan un caso similar. En América, Antonio Mohamed, con una gestión impecable y siendo campeón, salió por la puerta de atrás por una campaña de críticas y rumores que terminaron con la paciencia del técnico.

En Chivas, la gestión de Matías Almeyda ha sido duramente cuestionada por argumentar creer más en el mexicano que el propio mexicano, y la verdad es cierto. ¿Por qué frenar a la gente que busca el progreso de nuestro fútbol? ¿Por qué si ellos, aun no naciendo en el país se esfuerzan por explotar sus cualidades nos sigue doliendo?

La explicación parece sencilla, parece que al mexicano le duele el éxito, parece que el mexicano no cree en otro mexicano y por eso se frenan oportunidades de técnicos jóvenes con ideas frescas y promueven éxito, parece, que la idea del “ya merito” y de la cultura fatalista de nuestro fútbol nos pareciera cómoda y la verdad, no es así.

Este país está lleno de técnicos jóvenes, donde yo me incluyo, hambrientos de una oportunidad, y detrás de nosotros, vienen futbolistas con cualidades extraordinarias, directivos en potencia que buscan el progreso e inversionistas que buscan la consolidación. En conclusión, debemos quitarle veracidad a ese dicho que dice que “el peor enemigo del mexicano, es otro mexicano” y darle poder a las virtudes de lo que se hace bien. Hablemos de la nueva estructura que da orden a nuestro fútbol, de los proyectos de fuerzas básicas que se tienen en el país, a las canteras que a veces parecen olvidadas y entonces, todos juntos con una idea de progreso, dejemos de hablar de lo que no se hace y hablemos de lo que se puede lograr, sencillo. Hablemos de éxito

Leave a Reply