Futbol, NFL, Béisbol, Lucha Libre, Box, Autos, NBA y MMA
Futbol, NFL, Béisbol, Lucha Libre, Box, Autos, NBA y MMA

Un debut accidentado con bronca incluida en el beisbol

En la temporada 2004, el diestro se ganó un lugar en aquel histórico equipo que introdujo la fiesta de LMB a la frontera Noroeste del país y, aunque no inició la campaña en el roster, fue llamado a integrarse a la escuadra que dirigió Carlos Hernández antes de que finalizara el mes de marzo.

“Lo recuerdo como si fuera ayer (el debut), porque fue algo fuera de lo normal”, recordó el espigado serpentinero que se presentó a la LMB con 21 años.

Aunque no queda claro el día de su debut, el rival al que enfrentó fue Rieleros de Aguascalientes y la serie fue del martes 30 de marzo al jueves 1 de abril en el estadio Chevron.

“Fue un juego contra Aguascalientes, no me acuerdo del nombre de jugador, pero me tocaba picharle a mi primer bateador, en mi debut; era un bateador extranjero”, agregó.

Ese jugador, fue nada más y nada menos que Rontrez Johnson, un veloz jardinero norteamericano que azolaba los senderos con su velocidad y además contaba con esa rara combinación que complementaba el poder de sus muñecas.

“En esa ocasión había pegado un jonrón en entradas anteriores y, en términos de beisbol, lo había “gozado demasiado”.

El cuadrangular de Rontrez Johnson fue sobre un lanzamiento de Salvador “Picochulo” Garibay, según recordó Escobedo.

Ya luego de recibir el pelotazo de rigor, el jardinero estadounidense decidió atacar la caseta en donde se encontraba el manejador Carlos Hernández, sin preocuparse por al autor material de ese atentado, asumiendo que el “Chamo” había sido el autor intelectual.

“Se dio cuenta de la situación y en lugar irse hacia la loma se fue directo al dugout de Toros y así fue mi debut”, comentó Escobedo, quien luego jugó con Diablos Rojos, Guerreros de Oaxaca y Potros de Tijuana.

“Se hizo la trifulca, no creas que estuvo tranquilo, se hizo la bronca grande porque se fue en contra de Carlos Hernández al dugout”.

El debut de Escobedo sólo se limitó a ese lanzamiento que nunca llegó a la mascota de Héctor Hurtado, ya que en cuanto la situación se tranquilizó se fue expulsado.

RECUERDA “CHAMO” INCIDENTE

Fue la primera gran bronca en la historia de Toros de Tijuana y para Edgar Escobedo fue la “presentación en sociedad”.

Días después registraría su primera apertura en la LMB, cuando Toros de Tijuana se midió a Tuneros de San Luis en el estadio 20 de Noviembre.

“Vino a hacer su labor, hizo exactamente lo que le pedimos y el juego siguió para adelante”, concluyó el “Chamo” sobre el tema del pelotazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: